Brook Preloader

Experiencia dimensiones temporales

Experiencia dimensiones temporales
Recuerdo con bastante detalle una regresión que me impactó mucho. Claudia tenía viajes astrales espontáneos y sentía un poco de miedo, razón que motivó nuestra terapia de hipnosis para explorar su mente y, con suerte, entender el propósito de sus escapadas nocturnas a otros planos. Como era de esperarse, ella profundizó muy pronto y, con un par de respiraciones, entró en lo que describe como un túnel de luces multicolor. Pasaron un par de minutos, luego llegó a un espacio donde “no había arriba, no había abajo”, es decir, no era un espacio 3D sino un plano de otra dimensión. Le pregunté que estaba viendo y me explicó que se encontraba en un viaje a su alma, que podía ver su masculino y femenino, que su alma hacía parte de una estructura de “12 x 12” también compuesta por otras almas, un total de 144, con las que pactó en esta encarnación evolucionar espiritualmente. Esta estructura se llama Kara, dijo: es como una red de energía donde todo está conectado y cada “componente” es un miembro de mi familia, amigos, pareja, hija y otras personas con las que he interactuado, y otras que aún no conozco; cada alma le proporciona la cantidad de energía necesaria a la estructura para su propia evolución como “alma colectiva”, es decir, todos hacen exactamente el trabajo energético que deben hacer y el pacto es evolucionar a nivel individual y colectivo.
Luego, me pidió permiso para entrar a mi alma y le dije que por supuesto, se echó a reír cuando vio a mi perro, Pucho, y mi gato, Mambo, y les preguntó inocentemente y ¿Ustedes qué hacen acá? ¡Yo pensé que sólo podían estar humanos! Y además vendrá otro, me dijo. Horus, mi segundo gato, llegó luego de que rescaté una manada de 4 gatitos dos años después de este encuentro. Luego me dijo: ellos están contigo porque hacen parte del grupo álmico con el que viviste a evolucionar, y no nacieron como tus hijos porque su ciclo de vida habría sido más corto que el tuyo, y para poder sostener la vibración energética necesaria que le aportarías a la estructura, tú pediste no experimentar algo así. Tu papá te manda a decir que todas las veces que llorabas extrañándolo, él en realidad estaba contigo y que siempre lo estará. Yo estallé en lágrimas.
74907716_2471694802868252_2785362578665111552_o
Luego, entró en otro túnel de luz y viajó a un lugar que llamó “Instituto de canalizaciones”, ese espacio a donde viajaba astralmente. Me dijo: hago parte de un grupo de almas que canalizan información, que en realidad es luz, y la transmitimos, en este caso a ti, que la trasmitirás también. No estamos solo en una estructura, varios “Karas” sumados forman un “Kelu” es decir, estamos en muchas estructuras simultáneamente. Luego dijo: Puedo ver que estoy en más de 100 vidas ahora mismo, en unas percibo que estoy pasando por aprendizajes fuertes y en otras soy etérea, no he nacido.
Esta terapia abrió mi mente de par en par al mundo multidimensional o cuántico y entendí por qué cuando haces una terapia de este tipo sanas en todas las dimensiones temporales ya que puede que las vidas no sean pasadas, sino paralelas, pasado, presente y futuro ocurren al tiempo circularmente en otras dimensiones. Este entendimiento supera a nuestra mente 3D, que percibe linealmente la realidad.