Brook Preloader

Ceremonia DMT

55618264_2051118048259265_2757551591681687552_o

Ceremonia DMT

Medicina ancestral “Tepezcohuite” o árbol de la piel, extraída orgánicamente desde la raíz de la Molécula Espiritual DMT. Es un encuentro sagrado de sanación cuántica o de luz, considerado como el enteógeno más poderoso de la naturaleza, es capaz de aislar la conciencia de todos los sentidos, es una experiencia única que nos conecta con nuestra verdad interior. Produce efectos positivos de manera inmediata, aumenta la producción de serotonina, melatonina, triptamina y enzimas que favorecen la regeneración y sanación celular. Actúa de manera gradual por días y, en algunos casos, por meses.
Si estás preparado para darle a tu vida un salto cuántico, sanar y conocerte profundamente, esta medicina es para ti.
Beneficios:
• Purifica tu luz interior
• Regenera y activa la glándula pineal
• Mejora el estado de ánimo
• Desbloquea el sistema inmunológico
• Permite que los padecimientos físicos, mentales y/o emocionales se autocorrijan y sanen gradualmente.
• Se considera “alimento cerebral” al ser sintetizado en el cerebro de manera similar a la glucosa.
Recomendaciones 3 días previos a la terapia:
• Dieta ligera. Evita: carnes, chocolates, dulces y lácteos
• Tomar agua
• Reducir el consumo de carbohidratos
• No cafeína
• No ingerir drogas ni alcohol
• No tener sexo
15 días antes:
• Dejar de consumir medicamentos para la depresión, la ansiedad, los dolores, la tos o para dormir.
• No consumir MDMA, 2CB ni éxtasis
La física cuántica nos dice que todo es energía y, en su esencia más pura, somos luz. En otras palabras, la energía y la materia son dos polos de una misma esencia universal: luz pura y radiante. Las terapias cuánticas son sanaciones de carácter energético. Cada uno de nosotros, es un sistema de energía en constante vibración: según vibres, serán las manifestaciones que proyectas en la materia. A esa unidad cuántica vamos a llamarla Cielo y a esta experiencia terrenal, Tierra.
El puente entre el Cielo y la Tierra es la acción, pues sin ella no hay reacción. Así que de tus hábitos diarios dependerán las creaciones que atraigas a tu historia, y de que te descubras como la manifestación de la divinidad en este plano, con los pies bien puestos aquí y ahora; toma las riendas, dibuja el panorama, sé claro y muy específico con lo que quieres, sueña, vive, actúa en grande y sé feliz, obtén tus propios resultados y luego ayuda a los demás con la fórmula: brillar de adentro hacia afuera y que tus resultados hablen por ti.
Con el pasar de los días y las terapias, entendí que todas las personas que acudían a mí eran un reflejo de mis propios procesos, somos espejos. Entré a un nuevo nivel de entendimiento: estamos conectados, mi sanación es tu sanación. Tu sanación es mi sanación. Todo vive en ti AHORA, siémbrate como una semilla de luz en esta Tierra, que te sustenta, que te ama, reconoce que es tu madre y germina como el ángel que eres en ella. NACE, CRECE, RENACE Y VUELVE AL AMOR.

Agenda Cita?